Conectarse

Recuperar mi contraseña

Entra e un mítico mundo, habitado por vampiros, nymphs, demonios, dragones y amazonas... Entra en un mundo de oscura seducción y poderosa magia... Entra en Atlantis
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Dic 17, 2014 4:16 pm.
Últimos temas
» [Afiliación] Terra Camelot
Jue Oct 20, 2011 1:29 am por Kerrel

» Road to truth
Jue Oct 06, 2011 11:29 am por Invitado

» Xilliomn World [Normal]
Mar Sep 27, 2011 1:39 pm por Invitado

» ++++18 New York City is so Excited... [Confirmación de afiliación]
Sáb Sep 03, 2011 6:20 pm por Invitado

» Internado St. Judas -Afiliación Aceptada-
Vie Ago 26, 2011 2:29 am por Invitado

» Buscados por la Administración
Miér Ago 10, 2011 2:54 am por Delphine

» Corporacion Umbrella (Afilacion Normal)
Lun Ago 08, 2011 9:46 pm por Invitado

» Tempus Fugit - Vampire Academy Roleplay (Normal)
Lun Ago 08, 2011 7:30 am por Invitado

» El Mapa del Merodeador {Confirmación de Afiliación ~ Elite}
Dom Ago 07, 2011 3:34 pm por Invitado

Klinzmann Mental Hospital
A Wizard's Path Teatro de los vampiros
El diseño e Historia del foro pertenece a la administración de este, cualquier copia o plagio del material que en este foro se exponga sera denunciado a FOROACTIVO. Recuerda que es considerado plagio tomar ideas de otros y modificarlas un poco sin reconocer que no te pertenecen. Inspirado en la saga de libros Atlantis de Gena Showalter y en la visión de la escritora Sherrilyn Kenyon presenta acerca de la creación de Atlantis en su saga Dark Hunters, de la cual se han tomado tambien los nombres de los dioses Atlantes. El diseño del foro esta inspirado en los trabajos de Oniria

Darius

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Darius

Mensaje por Darius el Jue Jul 14, 2011 5:00 am

Datos personales.

Nombre completo:
Darius.
Fecha de Nacimiento:
Algún día de mayo en 1600.
Edad:
411 años.
Sexo:
Masculino.
Orientación Sexual:
Bisexual con mayor tendencia homosexual.
Especie:
Dragón.

Características Físicas del Personaje.

Foto:
Spoiler:
Descripción física
De 2'16 metros de puro músculo, Darius es, en su forma humana, alguien que impone a simple vista. Todo su cuerpo está bien formado, pues es de complexión atlética. Cada línea de su cuerpo está bien delineada, marcando el contorno de sus brazos y piernas, al igual que un bien trabajado abdomen; todo ello producto, también, de su acentuado entrenamiento. Su piel es lisa al tacto, sin ninguna imperfección, y muy cálida. Desde siempre su temperatura corporal ha sido bastante elevada, pudiendo incluso quemar con un simple roce.
Su corto cabello es sedoso y algo ondulado cuando se aproxima a sus facciones, de un color oro cobrizo que brilla incluso cuando no hay luz que reflejar. Siempre una barba poco poblada cubre sus mejillas y la mandíbula, del mismo tono que el del pelo, dándole un aspecto más maduro. Sus ojos, de un color azul grisáceo, son demasiado claros para parecer normales.
Las facciones de su rostro son duras y bastante marcadas. Su mandíbula es completamente recta, al igual que el perfil de su nariz. Los pómulos son algo más prominentes. Podría decirse que todo él es una armonía de líneas perfectamente encajadas que denotan una belleza, quizá, un tanto sobrenatural.
En su forma de dragón es un monstruo alado de 5 metros de altura y unos 12 de largo. Su envergadura ronda los 4 metros. Sus alas son de gran grosor y pesadas, con huesos puntiagudos con forma de colmillos en las alulas. De su cráneo y cuello sobresalen más huesos de esta índole. Su piel escamosa tiene engarzadas gemas rojas que le protegen de ataques físicos directos y que, además, le dan un toque de elegancia a su piel. De color naranja rojizo y con el pecho y el estómago de un tono amarillo.

Características psicológicas.

Descripción Psicológica
Darius siempre fue un niño tímido y poco hablador, quien nunca pronunciaba palabra a no ser que se le diera permiso o le preguntasen algo que iba dirigido a él expresamente. Odiaba destacar entre los demás, prefiriendo quedar relegado y olvidado, pues no gustaba de ser el centro de atención, a pesar de que su padre siempre quería que fuese el mejor en todo lo que hacía.
Siglos después, sigue siendo igual de reservado, adorando la soledad y la quietud que experimenta cuando nadie lo rodea. Prefiere estar solo que en compañía, pues sus nervios son, cuanto menos, bastante frágiles, a pesar de tener una paciencia de hierro. Le cuesta mucho expresarse con claridad, pues nunca se le ha dado bien hablar de sentimientos, y termina liándose con sus propias palabras. Aun así, tiene un altísimo coeficiente intelectual que le permite desarrollar estrategias dignas de los Dioses de la Guerra.
Aunque aparente ser alguien callado y que quiere desaparecer, tiene un gran dote de liderazgo que nadie jamás ha podido poner en evidencia. Decidido, con seguridad en sí mismo, es capaz de pensar fríamente de forma que obtenga los mayores beneficios en todo cuanto hace. Sobreprotector a más no poder, siempre cuida de los suyos y daría su vida misma para mantener a salvo a los de su raza. Sin importar a cuantos tenga que matar, torturar o maltratar para asegurar un futuro a los dragones. No duda, y siempre piensa antes de actuar, valorando pros y contras de las situaciones. Analítico y fríamente calculador, siempre sabe reaccionar adecuadamente en cualquier caso que se le presente.
Desde que vio a su padre perecer en manos de Layel sin haber hecho nada, cuida de los suyos como habría hecho con su padre si hubiese sido capaz de reaccionar.
Para con los suyos, es bondadoso, comprensivo e intenta dar lo mejor de sí para ayudarlos. Jamás dejaría atrás a uno de su especie, ni aunque estuviese en los últimos alientos de su vida. Leal, estará con los dragones a muerte, y no hasta morir.
Virtudes:
Su capacidad de liderazgo, su bondad para con los suyos, su saber estar y el amor que profesa hacia los suyos.
Defectos:
Pierde los estribos con facilidad cuando se trata de que la vida de los dragones se ve mínimamente en el punto de mira. Bastante reactivo cuando se encuentra bajo presión, pues a la mínima de cambio adopta su alma de dragón y pierde cualquier capacidad para pensar racionalmente.
Disgustos:
Hipocresía y deslealtad. Los traidores; no le importaría nada acabar con uno de ellos, aunque fuese un dragón.
Miedos/Fobias:
Perder a alguien de su "manada".

Datos Históricos.

Historia:
Darius fue concebido en el seno de Airlia, esposa de Aetos, con el fin de que éste último tuviese a alguien en quien depositar en un futuro el peso de su cargo. Aetos, quien amaba a su mujer pero que poco respeto le guardaba, le arrebató al crío alejándolo de su regazo para fortalecerlo y hacer de él el futuro líder de los dragones. Esa falta de la figura materna que sufrió Darius marcó su infancia en parte. Aetos lo alejó de Airlia llevándolo a otro de los castillos donde lo dejó a cargo de un fiel camarada de su padre. Darius no vivió mal durante ese tiempo, pero sentía que le faltaba ese "algo" que una madre debía darle. Siempre se encontró rodeado de machos cargados de testosterona que no le daban demasiados puntos de vista. Las únicas figuras femeninas que reinaban su vida eran Apollymi y Amethyst, quienes en su futuro le guiarían.
Hasta que, a la edad de siete años, Aetos decidió que podría darle a su esposa unos días de regalo con Darius, para que se conociesen y que el pequeño supiese que había alguien más a parte de su padre, pero que bien carecía de importancia en su vida. Darius no lo pensó así, y en el instante en que vio a aquella hembra, supo que era su madre, lo sentía con el corazón, las entrañas y la mente, y no dudó en lanzarse a su regazo para que ella lo mimase todo cuanto no había podido hacer.
La primera noche que pasó en el castillo, Layel, el rey vampiro, atravesó las murallas gracias a un traidor que le ofreció información. Cuando el joven Darius se acercó hasta la habitación de su progenitor para decirle que se iba a dormir, pues su madre ya le había contado historias de dragones, se quedó de piedra, sin respiración, cuando vio la estampa que tenía frente a él. Su padre estaba muerto a manos de un vampiro. Darius no pudo reaccionar, simplemente se quedó quieto, frío y de piedra, con los ojos abiertos de par en par, atónito por la escena, deseando que fuese una pesadilla. Pero no lo fue, pues Layel clavó su mirada en él y se marchó con sigilo. Darius se acercó hasta el lecho de su padre, con las manos temblorosas, al borde del llanto, para cerciorarse de que aquella sangre era real. Guardó silencio y quedó postrado a la vera de la cama, observando el cuerpo inerte de quien fue su padre. Hasta que su madre lo encontró, manchado de sangre y con las lágrimas corriéndole por las mejillas. Asustada, Airlia tomó a su hijo en brazos y huyó lejos de la habitación, avisando a la guardia a voz en grito, llorando. Se resguardó con Darius, todavía rígido, en el sótano, acunándolo contra sí y susurrando palabras de aliento con voz temblorosa.
Desde entonces, mientras crecía, Darius supo que defendería lo que su padre había creado a cal y canto. Sabía que Aetos no había sido un buen rey, que debía cambiar el sistema con el que había gobernado. Y así, con la ayuda de su cariñosa madre, del buen Vorik, Apollymi y Amethyst consiguió ganarse el respeto y la admiración de su pueblo.
Pasaban los años y la vitalidad de su gente le daba fuerza, hasta que se vio sumido en un pozo cuando le informaron del fallecimiento de Vorik, guardián de la niebla encargado de cuidar de los portales. Tras ello, se vio en la obligación de no sólo liderar a su pueblo, sino que también pasaba a ocupar el puesto de Vorik.
Aun así, la felicidad que Airlia, Apollymi y Amethyst le brindaban era infinita, y más cuando su madre encontró de nuevo el amor en un joven dragón que la ayudó a superar sus miedos al compromiso, dejándola preñada de una preciosa niña que se llamaría Alétheia. Airlia no aguantó el parto y, a pesar de los cuidados, murió desangrada. Attis, que así se llamaba el dragón enamorado, se quitó la vida nada más enterarse. Dejando a Alétheia sola, al cargo de Darius, quien la acogió como si fuese su hermana de verdad.
Con el paso de los años, y a día de hoy, se encuentra en una encrucijada "política". Han raptado a la Joya de Dunamis, y está dispuesto a recuperar a Amethyst, pues fue como su hermana mayor, y la considera de su propia familia. Y está decidido a ganar en la batalla que se pueda librar.
Familiares:
·Aetos ~ Padre. Muerto.
·Airlia ~ Madre. Muerta.
·Alétheia ~ Medio hermana. Viva.
·Vorik ~ Padre adoptivo. Muerto.
Datos extra:
Actualmente, es el único que queda de su sangre, tan sólo su medio hermana Alétheia es parte de su familia.





avatar
Darius
Dragon
Dragon

Mensajes : 2
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 04/06/2011

Hoja de personaje
Pareja: 1
Orientación Sexual : 1

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.